Una mujer da de alta una empresa y se casa con “él” como protesta || Las Corporaciones. ¿Instituciones o psicópatas?


Angela Vogel con el ramo de rosas antes de dar el: ‘Sí, quiero’

   Sí, de acuerdo con las recientes sentencias de la Corte Suprema de los EE.UU. sobre las contribuciones económicas a partidos políticos, una corporación tiene los mismos derechos que las personas y libertad de expresión para apoyar el partido político que desee,  pero,   ¿puede una corporación casarse?

Sarah Steiner

   Eso es lo que Sarah Steiner pensó, así que olvidaría su idea de hombre perfecto y buscaría a Hombre Perfecto, Inc.; o al menos fue lo que paso por su cabeza la ocasión en que se puso de pie recriminando al Banco de América sobre Jefferson Avenue y la calle Marshall: “Usted me prometió una vida maravillosa”, gritó la “novia”. “Usted prometió viviendas a precios razonables, no   préstamos predatorios, ni prácticas de exclusión injustas”.

   ¿Qué fundamentos llevarían a una mujer a dar de alta una empresa y poner a prueba las leyes que otorgan derechos discutibles a las corporaciones?

    El documental “Las Corporaciones. ¿Instituciones o psicópatas?”, escrito en 2003 por Joel Bakan, lo explica de la siguiente manera:

    La guerra civil y la revolución industrial supusieron un crecimiento enorme para las corporaciones, se produjo una explosión de empresas de ferrocarriles que obtenían subsidios estatales. Bancos, grandes fabricas… Los abogados de las corporaciones se dieron cuenta de que necesitaban más poder para seguir funcionando.

  La Decimocuarta Enmiendan aprobada al final de la Guerra Civil, garantizaba los mismo derechos a las personas negras que a las blancas: “Decía que ningún Estado podía despojar a ninguna persona de su vida, libertad o su propiedad sin el debido proceso legal, esta ley se promulgo con la intención de proteger a las personas negras; pero lo que paso fue que los abogados, que eran muy listos, venían a los tribunales y decían: ‘no, no se puede privar a ninguna persona de su vida, libertad o propiedad, pues nosotros somos una persona, una corporación es una persona’, y el Tribunal Supremo lo admitía.

   Y lo más absurdo de todo esto es que la Decimocuarta Enmienda estuviera pensada para proteger a los esclavos recién liberados; porque por ejemplo.: entre 1890 y 1910 se realizaron 307 juicios relacionados con la Decimocuarta Enmienda, de los cuales, 288 fueron entablados por corporaciones,  y sólo 19, por personas afro-américanas.  

   600.000 personas murieron por defender los derechos de la gente, para que luego, a golpe de bolígrafo… en los 30 años siguientes, unos jueces otorgaran esos derechos al capital y la propiedad en detrimento de las personas.

   Después de adquirir los derechos y las protecciones legales de una persona, ahora nos preguntamos: ¿Qué tipo de persona es una corporación? 

   A las corporaciones les otorgaron derechos como si fueran personas individuales. Son un tipo especial de personas, personas que no tienen ‘conciencia moral’. No son como los seres humanos de los que esperas que se preocupen por los demás y cosas así. Estas personas son un tipo especial diseñadas por la ley para que sólo se preocupen de sus accionistas y no del resto de las personas que se ven afectadas por ellas: como la sociedad, los empleados y demás. 

   Los grandes problemas que surgen al tener ciudadanos corporativos se debe a que no son como el resto de nosotros, como se supone que dijo el Baron Thurlow: “No tienen alma que salvar, ni cuerpo que encarcelar”

  Creo que el error que comete mucha gente cuando piensa en las corporaciones es que creen que las corporaciones son como nosotros.

* Yo siempre indico que no existe una organización en este planeta que pueda descuidar sus bases económicas. Incluso el que vive debajo de un árbol depende del apoyo de otro. La parte económica tiene que ser atendida por todos. No es solamente el negocio

* Pero a diferencia del que vive bajo un árbol, toda corporación que se negocia al público ha sido estructurada por decisiones legales para tener una característica muy peculiar: la ley les exige anteponer los intereses financieros de los dueños a los intereses competitivos

* La corporación está legalmente obligada a poner las ganancias sobre todo lo demás, incluso sobre el bienestar público. No es una ley de la naturaleza, es una decisión judicial muy específica para que sólo se preocupen por los ingresos a corto plazo de sus accionistas, los cuales están aglutinados

* ¿A quién le deben lealtad estas compañías? ¿Qué significa la lealtad? Resulta ser un concepto muy ingenuo, y a que las corporaciones siempre se deben a sí mismas para crecer y generar ingresos. Al hacer esto, tiende a ser más beneficioso, hasta el punto de hacer que otros paguen los platos rotos por su impacto en la sociedad

* Los economistas usan una palabra terrible para esto: “externalidad”. Una externalidad es el efecto de una transacción entre dos individuos y una tercera parte que no ha consentido ni ha jugado ningún papel en la realización de la transacción

* En esa área hay muchos problemas, sin duda alguna. Manejar un negocio es una propuesta difícil. Hay que minimizar costos en cada aspecto, y llega un momento cuando la corporación decide que es mejor que otro se ocupe de eso

* Una corporación es una máquina para “externalizar”, así como el tiburón es una máquina para matar. Cada uno está diseñado de manera muy eficiente para lograr objetivos particulares. En el logro de esos objetivos no hay maldad ni mala fe. Tanto la empresa como el tiburón lo llevan por dentro: hacer aquello para lo que fueron diseñados.

* La corporación tiene la presión de dar resultados y de externalizar cualquier costo que el público incauto le permita externalizar

* Para determinar por qué la corporación se conduce como una máquina de externalizar, podemos analizarla como un psiquiatra a un paciente. Hasta podemos formular un diagnóstico basados en casos típicos del daño causado a otros, seleccionados de un universo de actividad corporativa.

   Las prácticas corporativas examinadas encajan con los síntomas que el DSM-IV considera definitorios de la  psicopatía, atestiguado por el doctor Robert D. Hare, especialista de renombre en el campo de la psicología criminal:

clic para ampliar

  • Despiadada desconsideración por los sentimientos de los otros.
  • Incapacidad para mantener relaciones prolongadas.
  • Despreocupación imprudente por la seguridad de otros.
  • Falsedad: mentir y engañar repetidamente a otros para lucrarse.
  • Incapacidad de sentir culpa.
  • Incapacidad de acatar las normas sociales y los límites legales de conducta.

 

Primera Enmienda   

    La Primera Enmienda protege la libertad de expresión de las corporaciones, por lo que les permite apoyar a las campañas políticas en todo lo que deseen, incluyendo donaciones monetarias.

    Y es esto lo que realmente preocupa a Iniciative 103, creen que estas prerrogativas permiten a las corporaciones gastar cantidades excesivas de  dinero financiando campañas políticas, favores que seguramente luego les serán devueltos en detrimento de los/as ciudadanos/as. Decidieron que la única forma de derogar las leyes que conceden estas prerrogativas es dar a conocer la situación y ejercer presión sobre las autoridades locales para intentar un cambio.

    Visto lo visto,  estos fundamentos llevaron a  Angela Vogel  a tomar la decisión de casarse con una corporación…  intentar demostrar lo ciertamente demostrable: una corporación no es una persona.

Angela Vogel sosteniendo la licencia de matrimonio que la convertía en esposa de “Corporate Person”

     Angela Marie Vogel: la activista de Seattle que actuó en repudio al “Corporate Person”. De este concepto legal de Estados Unidos que le ha otorgado a las empresas facultades de persona física y permite que sean demandadas ante la corte de la misma forma que una persona.

Tarjeta de invitación a la boda: Angela Vogel y ‘Corporate Person’

   Para manifestar su rechazo y mostrar lo ridículo que pueden llegar a ser las leyes, Vogel fue drástica: dio de alta una corporación, la registró como “Corporate Person” y luego se casó con ella.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ceremonia

Licencia de Matrimonio

    La ceremonia se realizó en un parque utilizando una estatua para representar al novio, continua con la recogida de la licencia y termina con una fiesta del matrimonio donde cortan el pastel que lleva escrito la dirección web de la iniciativa: i183.org /// Pueden descargar un archivo PDF aquí que aporta más información sobre i183 y las razones que les motivan.

Tarda de la boda: Iniciative 103 // i103.org

Declaración de Angela Vogel a Politics Nation

Licencia de matrimonio de Angela Marie Vogel y ‘Corporate Person’

Finalmente la licencia de matrimonio fue rechazada porque “Corporate Person” no llegaba a los 18 años de edad.

Invalidan el matrimonio de Angela Vogel y “Corporate Person”

·

·

·

·

Hechos históricos:

null

Ratificación de la Decimocuarta Enmienda

   El 9 de julio de 1868, la Decimocuarta Enmienda, que otorgaba ciudadanía y protección igualitaria a “todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos,” fue ratificada por Carolina del Sur y Louisiana, permitiendo que se convirtiera en parte de la Constitución de los Estados Unidos.

Decimocuarta Enmienda ratificada por tres cuartos de los estados

   Luego de la Guerra Civil, un grupo político conocido como los Republicanos Radicales tenían el poder en el Congreso, y lucharon por instituir derechos igualitarios para esclavos de color e imponer estrictos castigos sobre el Sur.

    Los más radicales entre los Republicanos radicales, escribe el historiador Eric Foner, “creían que la Reconstrucción era una oportunidad de oro para limpiar la nación del legado de la esclavitud y crear una ‘república perfecta,’ cuyos ciudadanos tuvieran derechos políticos y civiles igualitarios, asegurados por un gobierno nacional poderoso y benéfico.”

Antes del fin de la guerra, el Congreso había aprobado la Decimotercera Enmienda, que reforzaba la Proclamación de Emancipación y extendía la prohibición de la esclavitud a todos los estados de los Estados Unidos.

El Acta de Derechos Civiles, aprobada el 9 de abril de 1866, otorgaba ciudadanía a todas las personas nacidas en los Estados Unidos, pero los Republicanos Radicales querían asegurarse de que la ciudadanía de los libertos fuera protegida por la Constitución.

El representante de Pennsylvania Thaddeus Stevens, uno de los líderes de los Republicanos Radicales, propuso lo que luego se convertiría en la Decimocuarta Enmienda el 21 de abril de 1866. La enmienda de cinco secciones también ordenaba privar a los Confederados del derecho a voto, lo que se convertiría en el tema de mayor contención durante los debates del Congreso. Una enmienda revisada, que incluía la cláusula de la ciudadanía y no la de la privación del derecho a voto, fue aprobada por el Congreso el 13 de junio de 1866.

La Decimocuarta Enmienda otorgaba ciudadanía a “todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos,” excepto a los indios, y prohibía a todos los estados quitar a “cualquier persona su vida, libertad o propiedad sin el proceso legal correspondiente,” o negar a cualquier persona “la protección igualitaria de sus leyes.”

La Enmienda también se refería al la división en porciones, estipulando que los negros serían considerados personas completas. La enmienda reemplazaba a la cláusula de la Constitución que contaba a los negros como tres-quintos de una persona.

La Decimocuarta Enmienda tiene sus limitaciones, sin embargo, ya que no otorgaba a las personas de color el derecho explicito a voto. Este derecho no seria conferido hasta que la Decimoquinta Enmienda fuera aprobada en 1870.

La enmienda fue enviada a los estados para ser ratificada. Los antiguos estados de la confederación, con la excepción de Tennessee, rechazaron la enmienda. Pero luego de la aprobación del Primer y Segundo Acto de Reconstrucción, “los estados del sur pasaron por un proceso de Reconstrucción Congresional: eligiendo delegados para las convenciones constitucionales estatales, planeando nuevas constituciones estatales, organizando nuevas elecciones estatales y formulando nuevas legislaturas bi-raciales y dominadas por los Republicanos,” indica Harper’s Weekly. “Esto creó el camino para la adopción de la Decimocuarta Enmienda.”

El 9 de julio de 1868, Louisiana y Carolina del Sur se convirtieron en los estados número 27 y 28 en ratificar la Decimocuarta Enmienda, cumpliendo con la mayoría necesaria de tres cuartos del total de los estados para que la enmienda fuera ratificada. El Secretario de Estado William H. Seward certificó el 28 de julio que la Decimocuarta Enmienda era parte oficial de la Constitución.

Contexto histórico: La Reconstrucción

     La Reconstrucción se refiere al periodo luego de la Guerra Civil, cuando el gobierno federal debio enfrentar la cuestión de cómo reconstruir y readmitir a los estados Confederados, y cómo tratar a los esclavos de color que habían sido liberados por la Proclamación de Emancipación.

    El Presidente Andrew Johnson, un Demócrata de Tennessee, intentó imponer sus propias políticas de Reconstrucción que permitirían a los sureños reconstruir sus gobiernos con poca interferencia del gobierno federal.

     Sus políticas molestaron a los norteños e incrementaron el apoyo a los Republicanos Radicales, que fueron capaces de formar la política de Reconstrucción por sobre la objeción de Johnson. Los Republicanos Radicales anularon el veto de Johnson en 15 ocasiones, incluyendo en el Acta de Derechos Civiles, el Proyecto de Ley de la Oficina de Libertos, los cuatro Actos de Reconstrucción y el Acto de Ocupación de la Oficina. Cuando Johnson violó el Acto de Ocupación de la Oficina, la Casa de Representantes lo destituyó, aunque el Senado le permitió mantenerse en su puesto con un voto único.

    Aunque los negros tenían derechos igualitarios según la ley federal, fue difícil para el gobierno federal implementar estas políticas. En muchos lugares del sur, no se permitía que los negros votaran por muchos métodos, como pruebas de lectura e impuestos de votación. Organizaciones como el Ku Flux Klan violentamente resistieron la Reconstrucción, asesinando a personas de color y a líderes Republicanos.

    A pesar de que el Presidente Ulysses S. Grant envió tropas federales para subyugar al Klan, el compromiso Republicano para reforzar la Reconstrucción comenzó a debilitarse. Siguiendo la disputada elección de 1876, el candidato Republicano Rutherford B. Hayes accedió a retirar las tropas federales en un trato que lo convirtió en presidente. Este es considerado el fin de la era de Reconstrucción.

     “En la generación luego del fin de la Construcción, los estados sureño quitaron a los negros el derecho a voto, y ordenaron que los establecimientos públicos de todo tipo fueran segregados según raza… La mayoría de los negros permanecieron encerrados en un sistema de impotencia política e inigualdad económica,” escribe Digital History.

     Aprenda sobre la Guerra Civil con la serie de cinco capítulos “The American Civil War” de findingDulcinea.

Análisis: Efecto sobre la ley constitucional

      La Decimocuarta Enmienda ha tenido un efecto generalizado sobre la ley constitucional. Su aprobación negó la decisión Dred Scott v. Sandford de 1857, que estipulaba que los negros no eran ciudadanos, y estaría al centro de los casos de derechos civiles como Brown v. Consejo de Educación y Loving v. Virginia.

    La enmienda se aplicó también a muchos otros casos. Sus cláusulas de proceso fueron citadas en casos notables como Miranda v. ArizonaFurman v. Georgiay Roe v. Wade. La Escuela de Leyes de la Universidad de Cornell examina la ley de casos de la Decimocuarta Enmienda.

     La Decimocuarta Enmienda también limitó el poder de los gobiernos estatales. “Comenzando en los años 20, la Corte comenzó a interesar la Decimocuarta Enmienda para significar que muchas de las protecciones enumeradas en el Acta de Derechos Civiles se aplican no solamente al gobierno federal sino que también a los estados,” escribe PBS.

       La Biblioteca del Congreso ofrece enlaces a varios recursos y exhibiciones sobre la Decimocuarta Enmienda.

**

Fuentes:

Iniciative 103

EncontrandoDulcinea

Politics Nation

Periodismo Libre

Diario Veloz

Un pensamiento en “Una mujer da de alta una empresa y se casa con “él” como protesta || Las Corporaciones. ¿Instituciones o psicópatas?

  1. Pingback: Compra Inconsciente [ De la identidad personal ] « Kaf Café Benimaclet

Pues creo que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s